Fridays For Future Salamanca realiza una Petición de Declaración de Emergencia Climática

Tras la concentración realizada en Plaza Mayor el pasado 15 de junio por la toma de posesión del alcalde, cerca de 40 organizaciones han creado un documento que está siendo entregado por Fridays For Future a los ayuntamientos de todo el país. Este grupo es la Alianza por la Emergencia Climática (EmerClimaYA) y también agrupa a Ecologistas en Acción, Greenpeace, WWF España, Extinction Rebellion España, Educación Ambiental EA26, Madres por el clima, Teachers for future, entre muchas otras.

En el documento se insta a los grupos políticos a reconocer el estado de emergencia climática que viven el planeta, los seres vivos y los ecosistemas por el grave peligro existente ante el rumbo de las emisiones de gases de efecto invernadero que nos dirigen a los 1,5 ºC (IPCC, 2018), lo cual representa amenazas para un millón de especies y la muerte de millones de personas.

Declarar la emergencia climática requiere asumir el cumplimiento de compromisos políticos reales y vinculantes, mucho más ambiciosos que los actuales, con la consiguiente asignación de recursos para hacer frente a esta crisis. Una hoja de ruta vinculante capaz de garantizar las reducciones de gases de efecto invernadero anuales necesarias, abandonar los combustibles fósiles, apostar por una energía 100 % renovable y reducir a cero las emisiones netas de carbono lo antes posible, de manera urgente y prioritaria, en línea con las indicaciones del informe del IPCC para limitar el aumento de las temperaturas globales a 1,5 ºC. Un estado de emergencia implica redirigir todos los recursos disponibles de los Ayuntamientos para afrontar la crisis climática con los problemas asociados que conlleva.

La declaración de emergencia climática supone iniciar un proceso de educación, formación y concienciación a toda la población sobre la verdad de la crisis ecológica y el enorme cambio necesario frenar la emergencia.

Atendiendo esta circunstancia, se invita al ayuntamiento a comprometerse a los siguientes puntos:

> 1. Establecer los compromisos políticos, normativas y recursos necesarios para garantizar reducciones de gases de efecto invernadero para llegar al balance neto cero no más tarde de 2040 y a ser posible antes de 2035, así como detener la pérdida de la biodiversidad y restaurar los ecosistemas como única respuesta posible para evitar un colapso de todos los sistemas naturales, incluido el humano.

> 2. Abandonar los combustibles fósiles, apostando por una energía 100 % renovable de manera urgente y prioritaria. Para ello los gobiernos municipales deben analizar cómo lograr este objetivo y proponer los planes de actuación necesarios, entre otros, frenar nuevas infraestructuras fósiles, alcanzar el pleno autoconsumo eléctrico 100% renovables y una movilidad sostenible lo antes posible, crear espacios peatonales, fomentar la bicicleta y otros medios de transporte no contaminantes, reducir la demanda de energía hasta consumos sostenibles, promover el aumento de la eficiencia energética y de las instalaciones renovables, crear espacios educativos y la información a la población sobre la emergencia climática, alcanzar una política de residuo 0, …, evitar los bancos con los que trabaja el municipio que financien proyectos basados en combustibles fósiles Apoyar la gestión de los comunales enfocada a la recuperación de la tierra fértil y el freno de la erosión. La recuperación de los acuíferos, la recuperación de los pastos a través de la gestión inteligente del territorio, determinar apoyos y beneficios fiscales para la españa vaciada que desarrolla funciones claves de mitigación del cambio climático y abordar proyectos de regeneración rural, ecológica y humana.

> 3. Es necesario avanzar, entre otras, en una economía local y de proximidad, que impulse la soberanía alimentaria, silvicultura, agricultura y ganadería ecológica y de proximidad. Alcanzando lo antes posible el pleno suministro agroecológico en los servicios de restauración municipales y extendiéndolos al resto de la población.

> 4. Iniciar la necesaria adaptación de los municipios a la crisis climática, con las consecuencias del incremento de la temperatura global, las olas de calor, la irregularidad de las precipitaciones, el aumento del nivel del mar y otras manifestaciones que ya se están manifestando.

> 5. La justicia, la democracia y la transparencia deben ser pilares fundamentales de todas las medidas que se apliquen, por lo hay que establecer un mecanismo de toma de decisiones ciudadano de carácter vinculante con competencias en materia de vigilancia, seguimiento y control de las medidas adoptadas. Para ello será necesario establecer indicadores y objetivos verificables y cuantificables. Se hace necesario garantizar que este mecanismo integre especialmente la visión de género y de otros colectivos vulnerables.

Cada equipo de Fridays For Future se ha encargado también de anexar iniciativas individuales para cada ciudad. En el caso de Salamanca, el enfoque de estas medidas fueron desde agua y saneamiento, movilidad sostenible, Ciudad-Jardín, transición energética y económica y monitoreo.

Las propuestas fueron entregadas en la sede del Ayuntamiento de la Iscar Peyra en el día de hoy y fueron dirigidas al alcalde Carlos García Carbayo y se espera su respuesta y aceptación de los compromisos en los próximos días.