InicioMedio ambienteEl Ayuntamiento amplía el...

El Ayuntamiento amplía el aprovechamiento del agua del río para economizar el consumo en zonas verdes junto a la ribera del Tormes

El Ayuntamiento de Salamanca continúa poniendo en marcha medidas para propiciar el ahorro de agua en la ciudad. A las actuaciones llevadas a cabo durante este verano de acuerdo a la fase de prealerta por sequía y el Plan de Emergencia vigente para este tipo de situaciones, y a todas las medidas implantadas durante los último cinco años, que han permitido el ahorro de 7.600 millones de litros de agua, equivalentes al consumo de 20.000 habitantes durante cinco años, se suman ahora los proyectos para la captación de agua del río para economizar el riego en las zonas verdes junto a la ribera del Tormes.
Con un presupuesto de licitación de 48.304,23 euros y un plazo de ejecución de dos meses, el Ayuntamiento procederá al aprovechamiento del agua del río con sendas captaciones en los parques Fluvial y Elio Antonio Nebrija. Ambas se suman a las ya proyectadas dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) TORMES+ para economizar el riego en los Huertos Urbanos y en las zonas verdes de la ribera en Tejares, Chamberí y Huerta Otea, junto a los denominados corredores verdes, para una superficie total superior a 37 hectáreas.
En las zonas indicadas se ejecutará el pozo de 2 metros de diámetro en la base 4 de profundidad, con sus correspondientes instalaciones homologadas por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que ha concedido al Ayuntamiento el permiso para el aprovechamiento del agua del río.
Cabe recordar que el proyecto en el parque de los Huertos Urbanos de Salamanca tiene por objetivo economizar el consumo de agua en esta zona trastormesina, favoreciendo la transición a una economía baja en carbono y mejorando la eficiencia con el aumento de energías renovables en áreas urbanas.
Además de los huertos, también se pretende asegurar el suministro diario para el riego de los paseos y zonas verdes de forma independiente mediante el mismo sistema de funcionamiento, favoreciendo la expansión de la infraestructura verde en entornos urbanos, de acuerdo a la estrategia Savia para hacer de Salamanca una ciudad más saludable y con una mayor calidad de vida.
Para el funcionamiento de estas captaciones, el proyecto pretende utilizar la energía solar obtenida mediante placas solares fotovoltaicas con sistema de baterías de almacenamiento como fuente principal, así como una acometida eléctrica para asegurar el suministro, favoreciendo así la eficiencia y el ahorro energético.
De esta forma, el Ayuntamiento de Salamanca configura el río Tormes como uno de los grandes elementos estructurales de la ciudad, creando un gran corredor ecológico fluvial en todo el término municipal a la vez que se propicia un importante ahorro económico y medioambiental.
Campaña municipal para reducir el consumo de agua
El Ayuntamiento, a través del Servicio de Aguas de Salamanca, está difundiendo el díptico ‘Cuidar el agua en Salamanca, una responsabilidad de todos’ entre los edificios municipales, los usuarios considerados grandes consumidores y los municipios que pertenecen a la Comunidad de Usuarios Azud de Villagonzalo. Consejos que también llegarán a los usuarios particulares de la ciudad a través de las comunicaciones de la empresa adjudicataria del servicio municipal de aguas y a toda la ciudadanía en general a través de los paneles luminosos distribuidos por la ciudad.
Por ejemplo, una ducha en lugar de baño ahorra 240 vasos de agua; cerrar el grifo mientras una persona se enjabona las manos, 600 vasos; usar un vaso en el proceso de lavado de dientes, 40 vasos por minuto; utilizar el lavavajillas a carga completa, 90 vasos por lavado; y lavar fruta y verdura en un recipiente, un ahorro de 50 vasos de agua.
La concejala de Medio Ambiente, Miryam Rodríguez, destaca el sistema de telegestión de riego, ya presente en casi la cuarta parte de la superficie de zonas verdes de la ciudad, que permite una reducción de hasta el 40% del consumo de agua; y el sistema de Gestión Activa de Presiones (GAP), que aumenta en dieciséis años la vida útil de las tuberías y disminuye las pérdidas de agua, al regular la presión en la red cuando hay menor demanda e ir optimizándola.
Al mismo tiempo, de acuerdo a la Estrategia de Infraestructura Verde, Savia, en las zonas verdes municipales se está incrementando paulatinamente la presencia de especies autóctonas que requieren menos recursos hídricos para su mantenimiento, además de contribuir a un entorno urbano aún más saludable.

ÚLTIMAS NOTICIAS

MÁS NOTICIAS