El Ayuntamiento de Salamanca habilita una nueva zona verde y de juegos infantiles en el entorno del Centro de Convivencia Victoria Adrados

El Ayuntamiento de Salamanca ha habilitado junto al Centro de Convivencia Victoria Adrados, en la avenida de Villamayor, una nueva zona de esparcimiento para el disfrute de las salmantinas y de los salmantinos.
El concejal de Fomento en el Consistorio, Daniel Llanos, ha visitado este miércoles el avance de estos trabajos de urbanización que se han extendido por todo el perímetro que rodea al edificio entre las calles Quinta, Tejares y Arapiles.
Con esta intervención, como ha explicado el edil, la ciudad ha ganado alrededor de 2.500 metros cuadrados de espacio público, -que anteriormente ocupaba el antiguo colegio-, de los cuales más de 1.800 corresponden a la plaza frente a la avenida de Villamayor.
En concreto, se ha pavimentado el total de la superficie con baldosas de distintas clases para distinguir las zonas estanciales. Se han plantado 42 nuevos árboles distribuidos por la plaza y las calles perimetrales y 1.180 nuevas arbustivas para formar una barrera vegetal que separe la zona peatonal de la calzada.
Asimismo, se ha ejecutado un banco corrido de hormigón de 110 metros, colocado en varias zonas de la nueva plaza, que también cuenta con nuevos bancos de madera para el descanso. La intervención se ha completado con la creación de una nueva zona de juegos infantiles delimitada perimetralmente por una valla de madera.
45 viviendas accesibles para personas mayores o con problemas de movilidad, 240 nuevas plazas de aparcamiento y más espacios de participación
El nuevo Centro Victoria Adrados, ofrecerá un total de 45 viviendas accesibles para personas mayores o con problemas de movilidad, 240 nuevas plazas de aparcamiento para paliar los problemas de aparcamiento de la zona y ampliará los espacios de participación ciudadana. En relación a esto último, cabe destacar que la ciudad ganará casi 2.000 metros cuadrados de terreno que ocupaba el antiguo colegio, que pasarán a ser un espacio público para el disfrute de todos con juegos infantiles, una zona ajardinada y una cafetería con terraza.
Este innovador modelo residencial tendrá continuidad en función de la demanda, -estando prevista ya la construcción de tres nuevos edificios de viviendas en alquiler o en propiedad en los barrios Blanco y Pizarrales-, responde al compromiso municipal con la promoción pública de vivienda. En este contexto, el Ayuntamiento de Salamanca seguirá apostando en un futuro por este modelo en materia de vivienda.
En concreto, el nuevo Centro Victoria Adrados impulsa 45 viviendas adaptadas y sin barreras arquitectónicas, para alquiler reducido con una renta de entre 243 y 264 euros al mes dependiendo de la superficie de las mismas, que es de aproximadamente 45 metros cuadrados y cuentan con un amplio salón, cocina integrada, baño adaptado y un dormitorio doble. También están dotadas de una terraza exterior, en el caso de las viviendas ubicadas en la primera planta. Asimismo, estas viviendas se completan con pequeños espacios comunes de reunión y de convivencia en los que se ubican diferentes servicios como lavandería, zonas de relajación y de ocio con pequeños huertos.
Por otro lado, y con el objetivo de paliar el problema de aparcamiento que existe en esta zona de la ciudad, el nuevo edificio incluye un aparcamiento subterráneo con capacidad para 240 plazas, 26 de ellas accesibles. Estas plazas se distribuyen en tres plantas de sótano con una superficie total construida de 6.000 metros cuadrados.
Este nuevo y moderno equipamiento ha sido posible gracias a un presupuesto de casi 6 millones de euros y ha impulsado la regeneración de los barrios San Bernardo y Oeste, que registran uno de los índices más elevados de dependencia y envejecimiento del municipio.