AESCO pide medidas urgentes tras dos semanas de cierre

Dos semanas después de colocar el cartel de “cerrado por coronavirus” en sus puertas, el comercio salmantino se enfrenta, sin duda, a una de las situaciones más duras vividas hasta el momento que tendrá unas consecuencias nefastas para la economía del país si no se toman las medidas oportunas.
Desde AESCO, integrada en CES, se solicita tanto al Ayuntamiento como a la Diputación de Salamanca medidas urgentes de prevención y contención teniendo en cuenta a nuestro sector, que tan fuertemente está siendo azotado. También se insta a la Junta de Castilla y León a diseñar un plan de apoyo directo que fomente el consumo de proximidad cuando esta situación se normalice.
En el ámbito de las competencias del Ayuntamiento de Salamanca, AESCO solicita la necesidad de exonerar el pago de los tributos locales de este ejercicio 2020. En este sentido, instamos a la Diputación de Salamanca a trasladar a los ayuntamientos de la provincia esta necesidad para hacerla efectiva en todos los comercios de Salamanca.
En esta línea, AESCO considera de especial relevancia que los comercios dispongan de la liquidez necesaria para hacer frente a gastos futuros y considera que estas decisiones deben tomarse con carácter de urgencia.
Las medidas adoptadas ahora no suponen más que un parche en los comercios que se han visto obligados a cerrar y los datos de consumo de aquellos catalogados como servicios esenciales a los que les están permitido abrir estos días no están siendo muy positivos.
“La incertidumbre y la falta de compromiso del Gobierno con el tejido empresarial no ayuda en esta situación en la que sólo se nos pide esfuerzo y sacrificio y los apoyos que recibimos son medidas tardías”, asegura Benjamín Crespo, Presidente de AESCO. “Estas circunstancias sólo generan en nuestro sector un mayor sentimiento de desconfianza que conduce, sin duda, al miedo”, concluye.
Tras haber estado en contacto con más de 1.100 empresas de comercio desde que comenzó esta crisis sanitaria, a las que se ha atendido y solventado dudas surgidas por la situación actual, AESCO quiere recalcar, una vez más, la extraordinaria fuerza y solidaridad que ha demostrado siempre el comercio salmantino.