Donaciones de sangre en Semana Santa

Unas 450 donaciones diarias es lo que se precisa en Castilla y León para satisfacer las necesidades de derivados sanguíneos utilizados en la actividad asistencial sanitaria, un dato muchas veces repetido pero que refleja la importancia de la solidaridad de los donantes en la Comunidad y la necesidad de contar con su compromiso y de sumar nuevos voluntarios altruistas: los donantes salvan miles de vidas.

De igual manera que esa situación es conocida, no lo es menos que la donación de sangre se ve influenciada por el calendario ordinario y que determinados momentos del año, especialmente vinculados a períodos festivos, suponen una bajada en la afluencia de donantes.

Tradicionalmente las fechas de Semana Santa registran esa reducción en el número de donantes que acuden a los puntos de colecta, situación que contrasta con la demanda asistencial de hemoderivados, que se mantiene.

Por ello, una vez más y ante estas previsiones, el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León hace un llamamiento a los donantes de la Comunidad y a la sociedad castellana y leonesa en general,  para que tenga presente la transcendencia de la donación de sangre y la importancia de que esta actividad se realice de forma regular, sin esperar a llamamientos urgentes u otras circunstancias puntuales.

Al hilo de su campaña anual ‘Siempre preparados’, el CHEMCyL y las hermandades destacan la necesidad de mantener el ritmo más constante posible en las donaciones, de manera que se garantice que el sistema sanitario de las reservas suficientes con las que atender las demandas de componentes sanguíneos del grupo que sean.

Con tal fin el Centro de Hemoterapia y Hemodonación estará presente, por medio de sus unidades móviles de donación, en puntos céntricos y referentes ciudadanos de capitales castellanas y leonesas.

Así, los autobuses de Dona Sangre Castilla y León se ubicarán en los siguientes emplazamientos: sábado, 27 de marzo, en Zamora (entrada al Parque de la Marina, entre las 8,30 y las 14,15 h) y en Segovia (Plaza del Cristo del Mercado, de 9,30 a 14 h); lunes 29, en Valladolid (Plaza de San Pablo, de 8,30 a 14 h y de 15,30 a 21 h); martes, 30, en Salamanca (Plaza de los Bandos, de 10 a 13 h y de 17 a 20 h) y en Valladolid (Barrio de Parquesol, C/ de Manuel Silvela, junto al Parque del Reloj, de 8,30 a 14 h y de 15,30 a 21 h); y el 31 de marzo, en León (Plaza de San Marcelo, de 10 a 13 h y de 17, a 19,45 h).

 “La donación de sangre nunca para” y, además de estas colectas extraordinarias, el CHEMCyL mantiene su actividad en los puntos habituales de cada provincia castellana y leonesa y por medio de las colectas programadas y que se pueden consultar en su página web ( Acceso a la web del CHEMCyL con información provincializada sobre puntos habituales de donación y colectas programadas )

La donación es un proceso absolutamente seguro en el que únicamente están implicados personal sanitario, -que conoce perfectamente las medidas de precaución a tomar en el actual contexto por la COVID-19, para asegurar la mayor seguridad tanto de donantes como de los profesionales asistenciales- y personas altruistas y sanas.

Para aquellas personas que no hayan donado nunca y quieran sumarse a este movimiento altruista y voluntario, recordar que el acto de donación es un proceso rápido y sencillo, en el que se usa material estéril y desechable, siendo condiciones para ser donante las siguientes: gozar de buen salud, tener más de dieciocho años de edad, pesar como mínimo 50 kg y no padecer ni haber padecido enfermedades transmisibles por la sangre.

Asimismo es importante recordar que no se debe donar en ayunas o tras una comida copiosa y que se ha de acudir con DNI o cualquier otro documento oficial acreditativo.