El artista Daniel Verbis expone sus obras en el centro de arte contemporáneo de Salamanca, DA2

El centro de arte contemporáneo de Salamanca, DA2, ha incorporado una nueva muestra a su oferta expositiva. Se trata de “Tramadramas”, una exposición del artista Daniel Verbis que incluye más de 100 obras, entre pinturas, esculturas y dibujos. Además, la exposición cuenta con un total de cinco intervenciones o wall drawings en las que el artista ha creado la obra directamente en los muros del DA2.
Las obras que se exponen desde hoy en el centro de arte, abarcan el periodo artístico de Daniel Verbis desde los años noventa hasta la actualidad. La dialéctica entre pasado y presente dibuja el recorrido de TRAMADRAMAS que, sin ser una retrospectiva en sentido estricto, da buena cuenta de su todo su trabajo hasta hoy en día. 
Como señala Fernando Castro en el texto que acompaña a la exposición, “Pintura, fotografía, escultura… Verbis nos demuestra ser polifacético, tocando las ramas más académicas del arte, entremezclándolas hasta conseguir en muchos casos que el todo sea uno y uno sea todo, dejando atrás las limitaciones de cada rama; esta pintura-collage tiene algo de caleidoscópica, basculando entre pautas geométricas y acontecimientos azarosos con “una estricta intencionalidad combinatoria”; y, sin ninguna duda, expande su energía sin dejar de preocuparse por la delimitación, re-corta, y re-pliega, proyecta los des-afueros del pensamiento. Cuida su obra de modo que un fragmento puede convertirse en la totalidad de la obra, y la obra es susceptible de convertirse en parte de una mayor.”
La exposición ocupa las salas 6, 7 y 8 del DA2 y se puede visitar hasta el próximo 19 de agosto.

El artista: Daniel Verbis
Daniel Verbis es uno de los pintores españoles más reconocidos en la actualidad, nacido en León, estudió Bellas Artes en la Universidad de Salamanca. Desde entonces no ha parado de experimentar y renovarse, consiguiendo a lo largo de este recorrido un lenguaje muy personal que ha podido verse en museos e instituciones como el Musac de León, el CAB de Burgos o el Drawing Center de New York, y en ferias y galerías a lo largo de más de veinticinco años.
A principios de los años 90 su lenguaje se fue alejando de la pintura-objeto para ir dando paso a unas obras casi inmateriales de lenguaje claramente conceptual, a una pintura sin objeto material: registros mecánicos de proposiciones conceptuales, dibujos perecederos sobre el muro o sobre papeles reciclados que a partir de ese momento y hasta finales de esa década constituyen la parte más representativa de su trabajo.
A partir del 2000 su obra se vuelve más juguetona, se sirve de materiales infrecuentes (hilos de algodón, plastilinas, lonas, botones…) y acabará reestructurándose nuevamente cuando el bastidor pase a ser el elemento más visible de la obra. En la actualidad, aunque su obra se haya vuelto más introspectiva y compleja, Verbis sigue aspirando a que la dialéctica entre lo nuevo y lo tradicional configuren una pintura atemporal, una pintura inédita que sólo pueda entenderse reconociendo que el futuro se hace paso a paso.